ENCUESTA SOBRE DEMANDA DE PERROS DE PROTECCIÓN
2001 -2002


Los datos de esta encuesta han sido recogidos por la bióloga Eva Jordà, que ha colaborado con la Comisión de Perros de Protección. Tiene una gran experiencia, ya que trabajó para el programa de reintroducción realizado por la Generalitat de Catalunya en los años 1998-2000, en la entrega de cachorros y en el seguimiento de los 29 perros entregados. Se realizó la labor de campo, entre el otoño-invierno del 2001-2002, en las ferias de ganado de la zona, como Pont de Suert (20/21 de Octubre), Vilaller (2 de Noviembre), Vielha (octubre), Barruera (6/7 de Octubre).

Los objetivos que nos planteamos fueron:

El sondeo se ha realizado entre los ganaderos que no tienen PPR. También se ha excluido a los ganaderos que han vendido su rebaño y han abandonado la actividad. El numero de ganaderos en la zona de estudio, es en estos momentos reducido, ya que en los últimos años, aproximadamente el 50 % de los ganaderos de ovino tanto de la Ribagorza como de la Val d'Aran, han ido vendiendo su ganado, por diferentes motivos ligados al poco futuro que se ofrece al sector.

Se han dividido los resultados en dos partes, cada una corresponde a una comarca, ya que el tipo de explotación, sobre todo en el numero de cabezas, es diferente.
La primera parte corresponde a la Ribagorza, mayoritariamente a la Alta Ribagorça en Catalunya. Se incluyen algunos ganaderos censados en la Ribagorza Oscense ya que tienen los pastos de verano en la Val d'Aran o en la Alta Ribagorça. Las explotaciones son del orden de 300 a 1000 ovejas. En esta comarca, sencillamente hay una saturación de PPR. La mayoría de ganaderos ya tienen uno, o si no lo tienen, solo se lo tienen que pedir al vecino, ya que casi la totalidad de propietarios de PPR permite criar a sus perros libremente y realizan un control de población mínimo.
La primera parte corresponde a la Ribagorza, mayoritariamente a la Alta Ribagorça en Catalunya. Se incluyen algunos ganaderos censados en la Ribagorza Oscense ya que tienen los pastos de verano en la Val d'Aran o en la Alta Ribagorça. Las explotaciones son del orden de 300 a 1000 ovejas. En esta comarca, sencillamente hay una saturación de PPR. La mayoría de ganaderos ya tienen uno, o si no lo tienen, solo se lo tienen que pedir al vecino, ya que casi la totalidad de propietarios de PPR permite criar a sus perros libremente y realizan un control de población mínimo.
Queda pendiente finalizar el estudio en la comarca del Pallars. La mayoría de ganaderos con los que se ha contactado, han vendido los rebaños.

RESULTADOS

1- CONOCIMIENTO DE LA LABOR DEL PPR

El 100 % de los encuestados dicen que conocen esta labor. Todos sin excepción han visto alguno y conocen a otros ganaderos que tienen en su rebaño un PPR, y creen que les funciona bien.
La iniciativa del programa de Reintroducción, cediendo perros de Montaña de los Pirineos para su actuación en los rebaños, cuenta con la aprobación de la totalidad de los encuestados.

2- INTERES SOBRE EL FUNCIONAMIENTO DEL PPR

El la Ribagorza, demuestran interés en el tema un 50 %(mucho), mientras que en la Val d'Aran los que dicen tener poco interés son el 67 %, frente a un 33%. Estos mismos porcentajes se dan a la hora de responder la pregunta: ¿le gustaría recibir información?.

VAL D'ARAN - INTERÉS SOBRE PPR

3- PROBLEMAS EN LA EXPLOTACIÓN

En la Val d'Aran casi la totalidad de los ganaderos ha tenido problemas con el oso pardo, un 38 % con perros asilvestrados, mientras que no relacionan ataques de zorros.

VAL D'ARAN - TIPO DE PROBLEMAS

En la Ribagorza los zorros son responsables del 62 % de estos ataques, del 13 % los de perros asilvestrados, y del 13 % del oso. Un 12 % informan que no ha tenido problemas con los depredadores.

RIBAGORZA - TIPO DE PROBLEMAS

4- INTERES EN RECIBIR UN PERRO DE PROTECCIÓN

Existen también diferencias entre las dos comarcas en los resultados de este ámbito. En la Val d'Aran mayoritariamente no están interesados en un cachorro de PPR, ( el 66 % ), solamente hay un 17 % que estaría interesado y un 17 % que se lo pensará. En Ribagorza, resultan un 49 % interesados, un 38 % no esta interesado y un 13 % se lo pensará.

RIBAGORZA - INTERESADO EN RECIBIR UN PPR

VAL D'ARAN - INTERESADOS EN RECIBIR UN PPR

CONCLUSIONES

La difusión sobre lo que es un Perro de Protección de Rebaños y de su cometido, ha sido total. Aunque hay que recordar que se sigue utilizando mayoritariamente el nombre tradicional de "mastin", nombre genérico para esta labor de PPR. Los ganaderos consideran como perros cruzados a los que tienen grades manchas negras. Son mas apreciados los blancos con alguna mancha tejon.
En cuanto a los problemas ocasionados por los depredadores en las explotaciones, resaltan los ocasionados en la Val d'Aran por el oso pardo. Mientras que en la Ribagorza son superiores los ocasionados por perros asilvestrados ( o sencillamente perros de los pueblos que pos las noches forman jaurías y en sus correrías suben a los pastos) y por zorros (guineus).
El interés en recibir información va directamente ligado al de recibir un cachorro para estas labores. Existe todavía un malestar evidente sobretodo en la Val d'Aran, por la introducción del oso pardo y la impotencia en hacerle frente, ya que la mayoría de explotaciones son de carácter reducido, en donde no es rentable la puesta operativa de un PPR. En estas explotaciones reducidas, unas perdidas de cabezas menores en términos absolutos, representan unas grandes perdidas en términos relativos. Por ello la mayoría de ganaderos en esta comarca no quieren ni oír hablar de este programa.
La demanda existente de PPR's esta casi cubierta, ya sea por la propia producción de los ganaderos que hacen criar a sus perros ( no se ha valorado la calidad estructural y operativa de esta segunda generación) o por la disminución de esta demanda en ganaderos que no consideran rentable una inversión de tiempo y dinero.
Existen algunas peticiones de ganaderos jóvenes que acaban de iniciarse en este trabajo y tienen ganas de hacer las cosas bien, pero son pocos.
Queda por valorar la demanda en otras comarcas como en el Pallars, aunque hasta ahora la oposición a este tema ha sido frontal.
Últimamente hemos apreciado un cambio de actitud, sobre todo en ganaderos que tienen pastos colindantes con la Alta Ribagorça y conocen de primera mano los resultados positivos obtenidos, por ejemplo el caso de Ericastell, donde dos Montañas salvaron un rebaño de 2000 ovejas del ataque de un oso, probablemente, por la proximidad geográfica al "Massis de Beret" en donde iverna, la osa Giva.


C.E.P.M.P.